Editora

15 de septiembre 2021

El enojo en las Islas Feroe por la matanza «récord» de más de 1.400 delfines en un día

Por Graciela Vázquez Moure

Y decían que la pandemia era un momento de inflexión de los humanos con relación a la naturaleza y al respeto por el planeta. Parece que nada detiene la crueldad del ser humano, aunque sea parte de una tradición.Los delfines fueron desviados a las playas y asesinados a cuchillo.

Las Islas Feroe o Islas Feroé (en feroés, Føroyar; en danés, Færøerne, que significa «islas de corderos») son un territorio autónomo del Reino de Dinamarca .Están entre Islandia y Noruega.

El «grindadráp» (un término en feroés que hace referencia a la caza de mamíferos marinos, principalmente ballenas) es una tradición que se ha practicado durante cientos de años y que hoy en día es legal en este remoto territorio autónomo de Dinamarca.«Cuando se encontró la manada, estimaron que solo había 200 delfines», contó Olavur Sjurdarberg, presidente de la Asociación de Balleneros de las Islas Feroe, a la BBC.Los barcos de los locales condujeron a los llamados delfines de flancos blancos a la playa de Skálabotnur en Eysturoy.

Allí fueron asesinados con cuchillos.Solo cuando la matanza comenzó fue que descubrieron el tamaño real de la manada: eran más de 1.400 delfines. Todos murieron.»Fue un gran error», dijo Sjurdarberg, que no participó en la cacería y reconoció que fue una matanza excesiva.»Alguien tendría que haberse dado cuenta», afirmó.

«La mayoría de la gente está en shock por lo que pasó».El gobierno de las Islas Feroe dice que cada año se capturan en promedio unas 600 ballenas piloto, unos cetáceos que pueden llegar a pesar más de 3.000 kilos.Los delfines de flancos blancos, en cambio, se capturan en cantidades más bajas: fueron 35 en 2020 y 10 en 2019.Los partidarios de la caza de ballenas y delfines aseguran que es una forma sostenible de recolectar alimentos de la naturaleza, además de un componente importante de su identidad cultural.

No obstante, los activistas por los derechos de los animales están en desacuerdo y consideran que estas matanzas son crueles e innecesarias.La tradición, cruel e inexplicable en el siglo 21, viene del siglo 19.

Las imágenes de la caza de delfines del domingo muestran a los animales luchando por nadar en aguas poco profundas y enrojecidas por la sangre, mientras cientos de personas observan desde la playa.Luego los cadáveres fueron llevados a tierra y distribuidos entre los locales para su consumo.Bjarni Mikkelsen, un biólogo marino de las Islas Feroe, dijo que, según los registros, nunca se habían matado tantos delfines en un solo día allí.El récord anterior, aseguró, fue de 1.200 delfines en 1940. Le siguen 900 en 1879, 856 en 1873 y 854 en 1938.Matar delfines es «legal pero no popular», dijo Sjurdur Skaale, un parlamentario danés por las Islas Feroe.Skaale visitó la playa de Skálabotnur este lunes para hablar con los lugareños. «La gente estaba furiosa», aseguró.

En su opinión, «desde el punto de vista del bienestar animal» esto es «mucho mejor que mantener vacas y cerdos encarcelados» para luego comerlos.Sin embargo, activistas de Sea Shepherd sostienen que la matanza de delfines y ballenas «rara vez es tan rápida» como el gobierno de las Islas Feroe afirma.

«Las cacerías de ‘grindadráp’ pueden convertirse en masacres prolongadas y desorganizadas», dice el grupo.

«Las ballenas piloto y los delfines pueden morir en largos períodos frente a sus parientes mientras están varados en la arena, rocas o simplemente luchando en aguas poco profundas».

Fuente: BBC News Mundo-BBC de Londres

Más Artículos

10 de enero 2022

DESDE EL PARQUE NACIONAL LANIN COMENZARON UN OPERATIVO DE CONTROL EN YUCO Y SE EXTENDERÁ HACIA EL LADO DE LAGO HERMOSO

Por Graciela Vázquez Moure La foto que publicamos el sábado, fue elocuente de la situación que se vivió la semana pasada en la ruta provincial 48, en la zona de Yuco. Estacionados sobre la ruta cientos de vehículos, en algunos casos de ambas manos o en doble fila, cuestión que no solo crea una saturación de carga del lugar sino un riesgo latente en la seguridad vial. Sin duda que […]

Leer más...

9 de enero 2022

LA PLAYA DE YUCO COLAPSADA

Por Graciela Vázquez Moure Hace ya varias temporadas de verano que Yuco es la elegida de residentes y turistas. Ubicada sobre la ruta provincial 48 y a 25km de San Martín de los Andes, con un camino de ripio que no siempre está en buenas condiciones-la mayoría de las veces no- la playa que es reducida, con mucha roca y arbolada, es un lugar encantador por sus aguas, las del […]

Leer más...

7 de enero 2022

EXPLORAR EL MAR ARGENTINO BUSCANDO PETROLEO NOS PUEDE LLEVAR A ESTA IMAGEN

Por Graciela Vázquez Moure Aprovechando el fin de año, el costo del pan dulce, la mesa de navidad, la ola de Covid, las largas colas para testeos, temas en que se centraron los grandes medios nacionales, se firmó un acuerdo desde el Ministerio de Ambiente, que avaló la exploración sísmica de los tres bloques que la firma noruega Equinor llevó a audiencia pública, el proyecto se desarrollará frente a la […]

Leer más...

3 de enero 2022

EXCELENTE HISTORIA RELATADA POR EL GUARDAPARQUE RICARDO DRUCK: MARCIANOS EN PAIMUN

IMPERDIBLE : MARCIANOS EN PAIMUN Y EL RECUERDO DE DON AILA El Parque Nacional Lanín atesora entrañables memorias de personajes legendarios, pero ninguna supera a las de Domingo Aila, poblador de Paimún. Hijo de inmigrantes que llegaron a la región en el año 1914 provenientes de Chile (su padre Francisco con su esposa Isabel Lara) Don Aila resume en su angelical condición buena parte de la picardía, la simpleza y […]

Leer más...

31 de diciembre 2021

2022. ES EL NUMERO 6 QUE REPRESENTA LA RESPONSABILIDAD

Por Graciela Vázquez Moure El número 6 en la Biblia tiene una connotación negativa, en la numerología representa la responsabilidad desarrollada con amor. Procurando el bienestar de los demás, desarrollando la responsabilidad en la educación, en la familia y la tolerancia en cada día de esos 365 que componen el año. Dicen que solo el amor puede salvar al mundo, y quizás sea un año bisagra, en esta nueva normalidad […]

Leer más...