Editora

levy 2

5 de agosto 2020

ESTE VIRUS QUE NOS VUELVE LOCOS: Bernard-Henri Lévy: “Las medidas excepcionales por el coronavirus son peligrosas” un análisis imperdible del filósofo francés

Por Graciela Vázquez Moure

Es francés, filósofo y está en contra del confinamiento, acaba de publicar un libro “Este virus que nos vuelve locos” de solo 96 páginas,  en las que analiza las medidas del mundo, el virus que ataca a quienes “tienen miedo al virus”, ese miedo que muchos médicos y periodistas han inculcado al hablar todo el día de lo mismo durante meses, lo llama “terrorismo periodístico” y al regocijo que produjo en muchas personas el no salir de casa, aprobado por la autoridad máxima de su país. Habla de la sumisión al confinamiento, como esa que otros filósofos han analizado en la historia como “la sumisión a la servidumbre del ser humano”. Analiza el estado “de coma” al que han expuesto a la economía mundial y  critica el poder que se les ha dado a los médicos, tapando así la falta de liderazgo político en el mundo.

En una nota en el diario El País de España,  Bernard-Henri Lévy (Beni Saf, Argelia, 71 años), uno de los filósofos franceses vivos más penetrantes, así lo describe quien lo entrevistó, expresa una de sus frases: “El fascismo está arraigado en cada uno de nosotros”

“El padre de la anatomía patológica, Rudolf Virchow, estableció que “una epidemia es un fenómeno social que conlleva algunos aspectos médicos”, pero Lévy dice analizando esta ficción que provocó el Covid 19, que si esas medidas de confinamiento se hacen eternas es peligrosa, sobre todo para quienes se sienten cómodos con el control que se ejerce.

Siempre hablando de las medidas que se han tomado, Levy expresa que si son de emergencia y amenazan las libertades individuales  destaca “Que nos apasionemos, obsesionemos y atormentemos con la idea de que estas medidas son peligrosas y que debemos deshacernos de ellas cuanto antes”. El autor teme que las medidas de prevención y distanciamiento, como el confinamiento, se generalicen y cambien la cara de las ciudades, algo que sería “radicalmente contrario a la ética del rostro, a la ética a secas”. “¿Estamos seguros de que todo lo que se está decretando solo se mantendrá en vigor mientras dure la pandemia?”, se pregunta en su libro mostrándose  desconfiado.

levy

“Hay muchos dictadores que vieron la covid como una bendición” indica mientras busca respuesta a la sumisión mundial ante el confinamiento, cuarentena o aislamiento social, como se le ha llamado.

Y resalta que al principio de esta historia se  ha dicho de todo: que beneficiaba al planeta de cielos limpios, que no todo era malo porque nos permitía meternos dentro de nosotros mismos, que era un mensaje hacia la globalización, que era una venganza hacia la arrogancia de los hombres, y ahí arremete  contra quienes han aceptado el confinamiento de una manera natural y como una oportunidad para “volver a lo esencial”. Contra los que han visto en ello un vehículo para regresar a la verdad interior y resetearse. Ese encapsulamiento redentor, considera, choca frontalmente con el papel del ser humano en el mundo. Va contra la sabiduría griega, que convierte al hombre en animal político (Aristóteles). Contra Descartes, para quien la estufa y el encierro solo eran un intervalo para la consciencia del mundo exterior, sus interacciones y el conocimiento.

“Enfrentar la vida a la economía ha sido un falso debate”

El pensador censura, asimismo, el “falso debate entre la vida y la economía”, que ha planeado en los últimos meses.

“Ese debate implica que la economía es la muerte. Y esta implicación es monstruosa”, defiende. Desde su punto de vista, los Gobiernos tenían que comparar el costo en vidas de la pandemia con “la glaciación provocada por ese coma autoimpuesto a casi la totalidad del planeta”.

“Lo mejor de las sociedades está en riesgo si te gusta el confinamiento”

Lévy también arremete contra el “poder médico”, al que se han sometido los Estados ante su desorientación por lo que estaba ocurriendo. “Las cosas nunca habían llegado tan lejos”, se duele en el libro, preguntándose si es la consecuencia del “descrédito creciente del discurso público” ante la imagen de los presidentes y jefes de Estado de Europa protegiéndose con un cinturón de comités científicos antes de lanzar mensajes a la población. Sustenta que “los médicos no siempre tienen más información que nosotros” y considera que en la “confianza ciega que hemos depositado en ellos hay algo un poco absurdo”.

Y destaca todo lo que se escondió mientras el miedo se apoderaba de las personas, decisiones críticas en un mundo antagónico.

 “Hay muchos dictadores que vieron la covid como una bendición que les permitió fortalecer su poder”, indica. Pone los ejemplos de Viktor Orban y Vladimir Putin, con sus medidas autoritarias. “Mire Nigeria”, señala, “donde hay una buena proporción de los muertos que murieron, no por covid, sino por la violencia de las fuerzas de seguridad que dispararon contra personas que, hambrientas, ya no respetaban el confinamiento. Para todos los malos del planeta, esta pandemia fue una sorpresa divina”, descifra. Mientras, en el mundo que va quedando “reinan los técnicos de ventilación, los inspectores generales del estado de alarma, los delegados de la agonía”.

(fotos diario El País)

 

 

Más Artículos

8 de septiembre 2020

LOS UNOS Y LOS OTROS

Por Graciela Vázquez Moure Quizás tenga razón el filósofo francés Bernard-Henri Lévy, que en julio presentó su libro “Este virus que nos vuelve locos” porque lo que se ve en el mundo y en nuestro país  es una pérdida colectiva del control.  Es que si nos ponemos a pensar cuántas veces por día cada uno de nosotros escucha la palabra “muertos” en los medios de comunicación, sin duda que nos […]

Leer más...

3 de septiembre 2020

FELICES 97 AÑOS DON AMERICO ASTETE

  Por Graciela Vázquez Moure Llega el final del día, pero no quiero que termine este 2 de setiembre sin desear no solo un feliz cumpleaños a Don Américo, son nada menos que 97 años, sino recordar  los años vividos. Alegrías, tristezas, una gran tragedia en su familia, pero sin embargo su sonrisa amable, su carácter ameno de vecino agradecido por este lugar que siempre lo cobijó, estuvo presente en […]

Leer más...

26 de agosto 2020

ESCUELAS ABANDONADAS. ¿QUIEN ES EL RESPONSABLE?

Por Graciela Vázquez Moure Los edificios de las escuelas de la ciudad en la mayoría de los casos están totalmente abandonados desde que comenzó la cuarentena, aunque ya muchos sectores del Estado funcionan con protocolos,  parece que no es el caso de los edificios escolares. En la foto se ven dos escuelas, la 274 de Obeid y Drury y la 142 del barrio El Arenal. Son solo muestras del estado […]

Leer más...

22 de agosto 2020

HISTORIAS MUY TRISTES DE PANDEMIA. LA MUERTE DE SOLANGE ES UN ESLABON DE UNA EXTENSA CADENA

Por Graciela Vázquez Moure Recién ahora tomando algo de distancia puedo escribir algo más sobre la historia de Pablo, ese hombre de Plottier que viajó 40 horas y no pudo entrar en Córdoba para despedirse de su hija Solange. Digo recién ahora, porque la historia movilizó en  mi una serie de recuerdos, porque solo quién pierde un hijo o una hija sabe lo que significa estar a su lado hasta […]

Leer más...

13 de agosto 2020

La pandemia con efectos colaterales: ¿quién es Hugo Sigman? Director del laboratorio que producirá la vacuna tan ansiada

Por Graciela Vázquez Moure Nada de lo que sucede desde que el Covid 19 apareció en el planeta es casual. Además de la competencia entre laboratorios y científicos en busca de la ansiada vacuna, aparecen y no es casualidad, personajes con historia en nuestro país. Hugo Sigman es director ejecutivo del laboratorio argentino que producirá para Latinoamérica la vacuna contra el COVID 19, la misma que es desarrollada  por el […]

Leer más...