LICITARON LA SEGUNDA ETAPA DEL PARQUE LINEAL POCAHULLO

Es una obra eternamente postergada. Años en carpeta de proyectos. Detenida su ejecución hace una década. Luego la tomó Nación en el gobierno anterior y por cuestiones presupuestarias quedó paralizada. La tomó la Provincia pero nada se hizo y ahora fue licitada nuevamente y ya hay designada una empresa.

Fue en dependencias de la Unidad Provincial de Enlace y Ejecución de Proyectos con Financiamiento Externo (Upefe), la licitación para la obra del Parque Lineal Pocahullo tendrá un plazo de ejecución de 240 días a partir de la adjudicación de la misma.

La apertura de ofertas contó con la presencia de las autoridades designadas, Rocío Faba y Lucas Alegranza, además participó la escribana general de Gobierno, Ana Sandoval. Hubo un oferente correspondiente a la empresa RJ Ingeniería S.A.

El intendente de San Martín de los Andes, Carlos Saloniti expresó que “la terminación de esta obra resulta imprescindible para nuestra ciudad” y agregó: “Es una obra pública que prioriza la puesta en valor del espacio público y los espacios verdes, conectando el arroyo con los vecinos y turistas”.

Características de la obra

El proyecto se dividió en cinco etapas y la primera de ellas ya fue finalizada. Conforma un eje de intervención a escala urbana y periurbana, que incluye al parque lineal Pocahullo, el proyecto de costanera ya ejecutado y el tramo inicial de la ruta de los 7 Lagos hasta la playa de Catritre, ubicada a 4,5 kilómetros de la ciudad.

El objetivo principal de estas intervenciones es articular y potenciar gestiones turísticas locales y regionales. El proyecto de recuperación urbanística se desarrolla en ambas márgenes del arroyo Pocahullo.

Cómo será el Parque Lineal Pocahullo

Se integrará y se complementará con un conjunto de proyectos urbanos que se han llevado a cabo en la localidad dentro del programa de mejora de la competitividad del sector de turismo en áreas piloto promovido por el ministerio de Turismo de la Nación, con financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Su objetivo es mejorar la accesibilidad de los atractivos turísticos de la ciudad, poner en valor sectores del ejido urbano, facilitar el acceso de vecinos y visitantes a estos atractivos, conectar visual y físicamente distintos barrios de la ciudad y reconstruir de manera sustentable, elementos que componen infraestructura y equipamientos.

A los puentes vehiculares y peatonales existentes, el proyecto incorpora cuatro nuevos puentes peatonales y ciclísticos, recorridos de sendas a lo largo del arroyo en la extensión total de ambas márgenes y una serie de conexiones visuales.

Asimismo, al reforzar el aspecto paisajístico de todos los sectores a lo largo de su recorrido, el proyecto trata de contrarrestar el efecto del crecimiento edilicio en la ciudad, por ello una mayor cantidad de espacios verdes públicos compensarán la demanda de una población que no puede acceder a espacios recreativos.

Se establecerá un vínculo a escala regional en sentido este-oeste, interconectando los barrios interiores de la ciudad con los atractivos naturales hacia el oeste. La oferta de rutas peatonales y ciclísticas sin duda promoverá los recorridos peatonales y el uso de bicicletas como alternativas al uso creciente del automóvil para todos los recorridos.

El cauce del arroyo Pocahullo y las áreas parquizadas en ambas orillas se integrarán a una serie de espacios existentes, que serán puestos en valor de manera tal de establecer el conjunto de todos ellos como un corredor paisajístico y recreativo, que se complementará con el corredor comercial y de servicios de la zona sur.

Los paseos recreativos y deportivos serán parte integral de la oferta urbana y se complementarán con los recorridos habituales de la población y de los turistas, como paseos comerciales y gastronómicos.

Contará con sectores de juegos infantiles y estaciones aeróbicas, para un programa de ejercicios de entrenamiento físico, además de un skate park público y sector para actividades culturales. Se prevé que sobre la costa del arroyo se instalen servicios turísticos vinculados a la gastronomía, hospedajes o actividades recreativas.

Habrá baños públicos y se plantarán especies autóctonas a lo largo del recorrido, alternando con la continuidad del sauce mimbre, especie exótica que hoy en día identifica el arroyo y que no estaba presente en los comienzos en la localidad.

EL HOMBRE QUE LUCHO POR SALVAR AL LAGO LACAR DE LA CONTAMINACION

DR. FRANCISCO “CHACHO” ROSSI. LO RECORDAMOS A 32 AÑOS DE SU PARTIDA

Por Graciela Vázquez Moure

Nos enseñó una nueva palabra en la década del 80 “eutroficación o eutrofización” cuando hablaba del lago Lacar, ese espejo de agua que estaba contaminado por efluentes cloacales y en el que estaba prohíbo bañarse. La proliferación de algas, era uno de los problemas que podían verse desde la costa.

Así era la realidad de San Martín de los Andes en ese entonces. Realidad que cambió y en estos tiempos la imagen es otra, gente disfrutando de la playa y del agua del lago.

Quienes conocimos al Dr. Francisco “Chacho” Rossi sabemos que su objetivo primordial era el desarrollo sustentable. Permitir que la localidad creciera sin “matar la gallina de los huevos de oro» como él mismo decía. O sea el medio ambiente, la belleza, la calidad de vida que muchos venían a buscar en sus vacaciones, condición  que aún  30 años después  los atrae hacia nuestras tierras.

Su dedicación,  las investigaciones  y  el estar preocupado por la contaminación del lago Lacar, que en los años 70 y 80 era una triste realidad, hizo que finalmente se construyera la primera planta de tratamiento de líquidos cloacales, la que está al borde del lago desde 1996.

Chacho Rossi era médico veterinario, docente de la UBA, asesor en materia ambiental, investigador, becario del gobierno holandés, sus trabajos fueron publicados en revistas nacionales y del exterior. Fue representante de la Argentina del Plan B, ante la UNESCO, lo que se llamaba “reservas de la biósfera”, entre otras tantas presencias logradas.

En San Martín de los Andes fue asesor “ad honorem” en materia ambiental en el gobierno de Juan Carlos Fontanive y luego se desempeñó en el de Raúl Miguel en el mismo sector, desarrollando el estudio del saneamiento del lago Lacar.

 Afable, cordial, con un importante caudal de cultura y conocimientos, se radicó definitivamente en el año 87 en San Martín de los Andes,  luego Rosa Mercurio, su esposa, llegó también para quedarse.

En sus estadísticas los números eran elocuentes: había 220 algas por centímetro cuadrado de piedra en el Lacar, en contraposición de la ausencia de ellas en el lago Lolog, en aquella época la zona estaba casi despoblada.

“Nuestro lago envejece” decía Chacho con pesar haciendo referencia a unos señaladores que los chicos de una escuela de la ciudad,  habían dibujado después de hacer una investigación junto a él en este espejo lacustre que es el marco inigualable de belleza singular en esta ciudad.



Un dudoso privilegio

Así  lo denominaba Chacho, esta oportunidad de ser el primero en introducir un nuevo término en el pueblo. La eutroficación o eutrofización, estaba en boca de todos, aunque muy pocos sabían de qué hablaban.

Redactó varios proyectos, se nutría de investigaciones de otros lugares del mundo “Soy veterinario y muchas cosas escapan a mis posibilidades,  pero sigo viendo el Lacar como una manifestación de la Creación, una fuente de trabajo, de paz y de experiencia contemplativa, de bienestar físico y espiritual” eso decía quien trabajó duramente para el saneamiento del lago que hoy pueden disfrutar miles de personas.

La playa estaba vacía, ante la prohibición de bañarse, eran muy pocos los que llegaban a sus orillas. Recuerdo escuchar a los guías que llegaban con contingentes desde otras localidades decir “este lago está contaminado y nadie puede bañarse”, dolía esa síntesis de una situación que era real.

“Liberé fuerzas que escapaban a mi control”

“Concluí el informe en abril del 83- decía-lo presenté a las autoridades y me volví a Buenos Aires, y no sabía que había liberado fuerzas que escapaban a mi control y que me convertirían poco después en un servidor a perpetuidad del lago  Lacar” decía Chacho, recordando su historia.

Una vida que terminó en forma imprevista, el día de su cumpleaños el 30 de noviembre de 1990, se descompuso, la rápida derivación a un hospital de Neuquén no logró salvarlo de un ACV, apenas dos días después, falleció.



Un fervor que movía al pueblo

El 27 de julio del 83 comenzó junto a otros vecinos el muestreo de agua del Pocahullo y de los vertidos desde la planta que era un fracaso. El operativo duró hasta julio del 85.

“El fervor por el saneamiento del Lacar movía manos del pueblo- decía Chacho- junto a Guillermo Riss y a Jorge Franco, trabajábamos buscando muestras, ellos buscaban las muestras que yo recogía en Buenos Aires y las llevaba al laboratorio de aguas.”

El fervor por el Lacar lo devolvió a las aulas de la universidad, no ya como profesor, decano o  investigador,  sino como alumno para recoger el conocimiento que requería este empeño por salvar a un lago de la Patagonia.

Ecología acuática y limnología, eran los conocimientos buscados por Chacho en la UBA.

Dio conferencias, emitió nuevos informes, se contactó  con otros países, conoció gente que había pasado la misma experiencia, envió notas a los diarios regionales. Siguió incansable buscando salvar las aguas del Lacar.

Merecido premio: “Conservar el futuro”

Fue la administración de Parques Nacionales la que le otorgó esta distinción en el año 86. El premio se lo otorgaron a dos días del aniversario de la creación de los Parques Nacionales y fue en la ciudad de Cachi, Salta. Hasta allá fue el Dr. Rossi y levantó orgulloso, el merecido premio.

El verano del 83 fue la última vez que el lago reunió en sus costas del casco urbano a los que intentaban utilizar sus aguas, luego estos sectores migraron hacia Catritre, ya estaba la prohibición en las arenas del Lacar en la costanera que hoy disfrutan miles de personas.

Las algas crecían sin dar tregua, la eutrofización era un hecho. Se habían confirmado todos los designios del Dr. Rossi.  Estas presencias superaban entre tres y cuatro veces a las de los lagos  oligotróficos. Incluso la situación se había extendido hasta las playas de Catritre.

La dedicación y trabajo de Chacho Rossi, logró su cometido. No pudo verlo. Partió  de este plano hacia otras dimensiones, y no pudo ver que en el año 94 se iniciaba la construcción de la planta  depuradora del lago Lacar y se inauguraba en el 96, fue durante la gestión municipal de Luz Sapag.

“Luché por el Lacar para que no se muera”

Pero esta historia tiene que ver con un hombre y no con las obras, sino con “sus obras”.

En el relato de Chacho en infinidad de entrevistas que realicé en esta hermosa amistad que nos unía, estaba siempre la reflexión. Ya a fines de los ochenta  se sabía que las próximas guerras iban a dirimirse por el agua. Su escasez vislumbraba un futuro oscuro y Chacho me decía “podemos estar rodeados de infinidad de  cursos de agua, pero si está contaminada de nada nos servirá, por eso luché y trabajo por el Lacar, para que no se muera” recuerdo que esto expresaba mientras en el living de su casa frente al lago, escuchábamos música, rodeados de libros, de objetos, y de recuerdos.

“Fue una empresa comunitaria” reflexionaba “fue para evitar la muerte del Lacar, y detener un desastre ecológico que puede repetirse en decenas de cuencas lacustres de la Patagonia, una zona de decisivo valor geográfico, estratégico y de gran belleza, pero la batalla del Lacar no ha terminado” decía a finales de los 80, claro, no pudo ver la obra concluida, pero desde donde esté Chacho Rossi, seguro que supo que hoy miles de personas disfrutan de la playa, de las aguas del Lacar,  que es cuidado por una comunidad que denuncia ante cualquier irregularidad, en defensa de su lago.

Chacho era el vecino, el Dr. Rossi, el que hablaba de budismo, de hinduismo, de pintura, de libros, del amor entre los seres, del cuidado que cada uno debía tener sobre el otro, de sus utopías, que se hicieron realidad.

Fue un luchador incansable en defensa del medio ambiente, el primero que habló de eutrofización y de desarrollo sustentable, cuando muy pocos sabían de qué estaba hablando este señor empeñado en salvar a un lago de su muerte.

UN 87% DE OCUPACION HOTELERA EN EL FIN DE SEMANA LARGO

Toda la provincia de Neuquén tuvo números altos en cuanto a la ocupación hotelera en el fin de semana largo.Pero además hay que rescatar que casi ya no existen las temporadas bajas en San Martín de los Andes, porque excepto en el mes de mayo, que algo se notó la disminución de turismo, en octubre y noviembre los números fueron altos, en algunos casos debido a la proliferación de Congresos y Turismo de reuniones que comenzó nuevamente a ser un elemento esencial en las bajas.

La cuestión es que casi un 87% oficial, fue el registro de plazas ocupadas, lo que significa que en el ofrecimiento fuera del circuito oficial, la cifra crece notablemente.

La competencia El gran Fondo Siete lagos, carrera que congregó a más de 2000 ciclistas uniendo San Martín de los Andes con Villa La Angostura, y como ocurre siempre con cada competidor llegan entre dos y tres personas, esto hizo que en la ciudad se notara la gran cantidad de gente por las calles céntricas y los distintos circuitos.

El promedio fue de 80.53% con picos que oscilaron entre 87 y 90%, que se pudo ver en las distintas opciones turísticas. Alejandro Apaolaza, secretario de turismo expresó públicamente “Estamos muy contentos por el movimiento que se ha generado en la localidad. San Martín de los Andes continúa consolidándose al quedar por tercera vez consecutiva como uno de los destinos más elegidos por los argentinos en el programa Previaje. Seguiremos trabajando con el Gobierno de la Provincia del Neuquén y el ENSATUR para seguir promocionando la localidad y mejorar el servicio brindado”, concluyó Apaolaza.

Solo falta que para la temporada estival se solucionen las cuestiones objetadas en la temporada anterior algunas, llevan años sin solución como es el estado de los caminos de los principales circuitos turísticos y la organización en las playas de los distintos lagos, algunos de ellos colapsados el verano anterior.

La escultura de Los Ciervos, de Rodolfo “Pichón” Gómez, será restaurada por el arquitecto y escultor Alejandro Santana

El monumento que estaba emplazado en la costanera del lago Lácar, un espacio emblemático para residentes y turistas fue retirado este viernes con el objetivo de proceder a su restauración.

Así lo informó la Secretaría de Cultura del Municipio local, indicando que la obra  “Los Ciervos” fue retirada de la costanera para iniciar el trabajo de restauración encargado por la Secretaría de Cultura al arquitecto y escultor Alejandro Santana.

La obra “Los Ciervos” es una escultura tradicional de San Martín de los Andes, creada en 1971 por el escultor Rodolfo “Pichón” Gómez Fernández a pedido de la Municipalidad. Fue emplazada en la rotonda de avenida Koessler y Curruhuinca un año después. Está realizada con fibra de vidrio y representa a una familia de ciervos. En aquella época la ciudad empezaba a desarrollarse fuertemente como destino turístico y se buscaba promocionar actividades como la pesca y la caza. 

En la década del 80 la obra fue retirada de ese emplazamiento, debido a que el tránsito en el lugar se incrementaba y el monumento obstaculizaba la visual en esa esquina, frente a la estación del servicio que aún continúa en el lugar.

La escultura fue trasladada a la costanera a principios de la década del 90. Hoy en día es uno de los lugares más concurridos por turistas que se fotografían allí,  y  además, forma parte del patrimonio histórico municipal. La restauración fue solicitada por María Luján Gómez, hija del autor de la obra, luego de constatar que empezaba a deteriorarse. 

El trabajo de restauración será realizado por el reconocido escultor y arquitecto Alejandro Santana, vecino de Junín de los Andes, quien posee los conocimientos específicos que requiere una intervención de este tipo.

LA OBRA DEL MIRADOR MICHEL RINKE TIENE UN 85% DE AVANCE

Tendrá estacionamiento, accesibilidad para personas con movilidad reducida, paneles solares para recarga celulares, cartelería, carteles indicadores de tránsito, información paisajística, entre otras propuestas.

La obra de puesta en valor del mirador Michel Rinke se encuentra en su etapa de finalización. Así lo informó el Ministerio de Economía e Infraestructura neuquino, que realiza los trabajos a través de la Unidad Provincial de Enlace y Ejecución de Proyectos con Financiamiento Externo (Upefe). A la fecha, el avance es del 85 por ciento. 

El mirador, cuyo nombre fue aprobado por el Concejo Deliberante en el 2015, en homenaje al talentoso artista Michel Rinke, está ubicado en el cerro Comandante Díaz, en la calle Juez de Paz Julio Quiroga, a un kilómetro y medio de la costanera del Lago Lácar y a dos kilómetros del centro de nuestra ciudad. 

Con su puesta en valor se busca que turistas y residentes encuentren un atractivo cercano a la ciudad, que ofrece una de las mejores vistas panorámicas de San Martín de los Andes en un predio dotado de infraestructura y equipamiento moderno, accesible, acorde a las necesidades y expectativas de los usuarios.

Recordamos detalles de la obra:

Se reacondicionaron barandas y se llevó a cabo la construcción de 100 metros cuadrados de piso para un área recreativa con accesibilidad y estacionamiento. Además, se colocó cartelería interpretativa del paisaje, carteles indicativos y otros reglamentarios.

Recordamos que la obra comprende la construcción de un banco con bicicletero de cemento, con las mismas características al existente. Tendrá capacidad para guardado de cinco bicicletas.

En cuanto al área de estacionamiento, permitirá el aparcado de cuatro vehículos en simultáneo, en 45 grados. Uno de los sectores se destinará al estacionamiento exclusivo que permitirá el descenso de una silla de ruedas a la vereda de cemento. Se instalarán nueve columnas tubulares metálicas, que cuentan en su extremo superior con una luminaria solar. También se incluirá una estación de recarga solar para celulares, con paneles de 100 watts.

La señalética comprende un cartel reglamentario que prohibirá el giro a la izquierda y señalará una rotonda a 500 metros, para evitar el ingreso al mirador desde el carril contrario. Además, habrá dos carteles interpretativos del paisaje con memoria descriptiva y técnica, cuatro carteles indicativos, uno de estacionamiento, otro de estacionamiento exclusivo, de concientización de residuos y uno con la denominación “Mirador Michel Rinke”.

Si bien San Martín de los Andes cuenta con una amplia variedad de atractivos y productos turísticos naturales y culturales, en muchos de los casos se encuentran distantes al centro de la ciudad, por lo que se requiere generar nuevas posibilidades cercanas al centro y la costanera del destino. 

Este mirador además se encuentra en un trayecto que es utilizado por un gran número de cicloturistas, que realizan el conocido y destacado circuito de Mountain Bike Arrayán, el cual presenta variadas opciones de senderos, dificultades y distancias, pudiéndose llegar hasta la base del complejo invernal cerro Chapelco. Este circuito a su vez forma parte del recorrido ciclístico del Tetratlón Chapelco, importante competencia deportiva que se ha transformado en un producto turístico en sí misma.

AVANCES DEL PRIMER AÑO DE PROTECCION AL PEWEN Y RESTAURACION DE BOSQUES QUEMADOS

Fue el 11 de noviembre cuando se cumplió un año del Proyecto Pewen-Franklinia.

La reunión se realizó en el edificio de Comanejo en Aluminé, donde participaron lonkos y referentes del Consejo Zonal Pewenche, el Parque Nacional Lanin, la Corporación Interestadual Pulmari y la Asociación Propatagonia.

Dentro de los logros presentados se encontraban:

– La consolidación del Consorcio creado para la implementación del proyecto con la incorporación de la Secretaría de Producción y de la Dirección Provincial del Bosque Nativo de la Provincia del Neuquén.

– Fortalecimiento de las Comunidades Mapuches: creación de “Equipos Protectores del Pewen” conformado por 28 integrantes; quienes fueron capacitados por APN y Provincia en prevención de incendios en el ecosistema biocultural de la Araucaria y un curso teórico-práctico sobre primeros auxilios.

– Se inició la restauración ecológica de bosques quemados en Ñorquinco con tres campañas de plantación. Durante este año se plantaron 9500 araucarias.

– Fortalecimiento de la producción de Araucaria Araucana: Mejoras en la infraestructura del vivero de la Comunidad Mapuche Aigo. Producción de araucarias por parte de familias de las Comunidades Catalán y Currumil con plantines provenientes del Vivero Puel.

– Coordinación, implementación del monitoreo e investigación en bosques de Araucaria-Nothofagus seriamente afectadas por incendios extensos. Esta acción se realizó en tres áreas Ñorquinco, Rucachoroy y Quillén, a cargo de Organismos Nacionales de Ciencia y Técnica.

– Control y contención de la invasión de pinos exóticos invasores (Pinus contorta) en bosques de Araucaria-Nothofagus. En un trabajo mancomunado entre los pobladores, técnicos y científicos se identificaron los sitios de invasión incipiente donde priorizar el control.

– Capacitación con uso de drone a personal técnico, científico y responsables provinciales y nacionales del manejo y administración de la cosecha de las semillas de Araucaria en Argentina y Chile. El objetivo a largo plazo es construir una estrategia binacional que minimice la sobreexplotación de la cosecha de piñones teniendo en cuenta su rol clave en el sostenimiento de la biodiversidad, su valor cultural y su relevancia económica como recurso.

– Mejoramiento de las capacidades tecnológicas, de conectividad y radial en seis comunidades mapuches para facilitar la participación comunitaria de la conservación del bosque y la realización de campañas rurales de educación ambiental intercultural

Asimismo, se presentaron los audiovisuales «Ecosistema biocultural del Pewen» creados en el marco de dicho proyecto. El objetivo es dar a conocer las amenazas que presenta el ecosistema biocultural del Pewen y se realizaron de forma conjunta con el Consejo Zonal Pewenche y el Parque junto a la Productora Chonflex Film de Junín de los Andes.

Seguiremos trabajando de forma unificada y fortalecida con el Consorcio para llevar adelante las acciones propuestas para los próximos dos años.

UN CORTO SOBRE NATALIA CICCIOLI SE PRESENTO EN EL FESTIVAL INTERNACIONAL DE MAR DEL PLATA

Por Graciela Vázquez Moure

“La Brisa que estremece los árboles” está  basado en la desaparición de Natalia Ciccioli, un caso emblemático que golpeó a San Martín de los Andes el 16 de enero de 1994.

Quienes vivimos esta historia no podemos olvidar todo lo que sucedió a partir de ese domingo caluroso de enero,  y la búsqueda que sus padres Mirta y Miguel emprendieron a partir de ese momento.

Hace unas semanas entrevisté a María Rosa Lovato para hablar del largometraje “Cruzar el Río” en el que la realizadora egresada de la ENERC, relata el crimen de Cristian González, en agosto de 2006. Este proyecto fue ganador del concurso DOCU Neuquén, del que fui parte del jurado y pude apreciar un guion que se ajusta estrictamente a lo acontecido en ese otro dramático hecho sucedido junto al río Quilquihue. Ahora viene para María  Rosa Lovato la etapa de presentación ante el INCAA de la documentación que le permita tener el financiamiento del proyecto del que es guionista y directora.

Surgió entonces en la entrevista que mantuvimos frente al lago Lacar,  la filmación de “La brisa que estremece los árboles”, porque en ese caso Rosa Lovato es autora del guion.

El corto fue la tesis de la finalización de la carrera de Realización Cinematográfica Integral y obvio que la charla  derivó en lo vivido ese domingo de enero.

Recuerdos  encontrados, y la conclusión de que para Mirta y Miguel Ciccioli, nunca hubo un cierre de un hecho tan dramático. Porque nada se supo sobre el destino de esta niña de 12 años que salió de su casa para encontrase con unas amigas y nunca volvió

El 6 y el 7 de noviembre, corto  titulado “La Brisa que estremece los árboles” fue  proyectada en la 37ª edición del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata. De este cortometraje  participaron Juan Márquez, en dirección; María Rosa Lovato, en guion; y Gustavo Chimento, en producción.

Al haber sido presentado en el festival se podrá programar su proyección en San Martín de los Andes, ciudad que revivirá este dramático hecho a través de una realización cinematográfica, de esto justamente  hablamos con Rosa Lovato, coincidiendo en que será un evento trascendente para la comunidad.

El nombre del Dr. Ernesto Núñez estará en el edificio del hospital céntrico. Esta es su historia de vocación y altruismo

Por Graciela Vázquez Moure

“Somos una familia de pioneros” recuerdo que me dijo alguna vez Nieves Núñez,  hija del Dr. Ernesto Núñez, quien trajo a San Martín de los Andes el sistema de salud pública en el año 1932.

La frase de Nieves tiene su explicación, es que además de su padre, su abuelo materno Hugo Acuña a los 18 años fue quien izó la bandera nacional en la Antártida, en  la Isla Laurie,  Orcadas del Sur en el año 1904.  Además en ese acto se constituyó la primera estafeta postal. Su historia también es importante en el ámbito del continente blanco.

Pero en este caso nos ocupa la historia del Dr. Ernesto Núñez, porque su nombre estará en las instalaciones que albergó durante 50 años al hospital Dr. Ramón Carrillo, ya trasladado al nuevo edificio en Chacra II.

El edificio cumplirá otras funciones que hemos detallado en notas anteriores.

Nieves Núñez cree que es un reconocimiento hacia su padre y se mostró contenta de que las gestiones del Dr. Juan Cabrera ayudaran a que se tome esta decisión. Ella sigue siendo parte de la Cooperadora del Hospital como revisora de cuentas, después de haber ejercido la presidencia de ese importante espacio durante muchos años.

Hasta ahora solo una calle lo recuerda, ubicada en el barrio Villa La Cascada.

Dicen que la vocación es el encuentro con la verdad sobre uno mismo, ese  encuentro se convierte en una inspiración básica en la vida.

Esto es tal vez lo que sucedió con el Dr. Ernesto Núñez cuando después de dos años de egresar de la facultad de medicina, surgió la propuesta de venir a trabajar a un pueblito perdido en la cordillera.

Estamos hablando del año 1932, podemos imaginar qué era en ese entonces San Martín de los Andes. Los datos de población del año 1920 informan que en todo el Departamento Lacar había unas 1500 personas. Doce años después rondarían los 2000, esta cifra es  una proyección,  porque no existen datos oficiales.

Solo había un médico que atendía a la población, el Dr. Rodolfo Koessler que hacía 12 años que residía en el lugar.

Ernesto Núñez aceptó y en colaboración con la Comisión de Fomento y la Sociedad de Beneficencia tuvo una destacada intervención en la creación de la sala de primeros auxilios, basamento inicial  que luego derivó en la sala de atención de salud pública.

Los inicios se concretaron en una precaria habitación de madera en la comisaría local.

Hasta 1933 allí se desarrolló su actividad. Un año después se logra la sala de primeros auxilios dependiente del Ministerio del Interior.

Más tarde se convierte en la Asistencia Pública.

El Dr. Núñez fue compañero de la facultad del Dr. Ramón Carrillo y de Arturo Illia, cuando realizaba sus estudios de medicina.

Su camino empezaba a fortalecerse en la Patagonia, en este pueblo cordillerano y es el Dr. Sussini, que era director del departamento de salud e higiene,    quien le ofrece  venir a estas latitudes para cubrir una vacante como médico y así el 14 de febrero de 1932, llega el joven profesional a este pueblo.

No era fácil desarrollar la atención médica debido a las distancias impuestas.

Desde Bariloche a Aluminé era la zona a la que debía llegar Núñez, quien con su espíritu altruista cumplió con su deber sin dudar,  en plenos temporales de lluvia y nieve y llegando a los lejanos parajes aun a caballo.

A partir de 1934 el gobierno nacional lo nombra director de la sala de salud pública y así comienza su etapa inicial.

El Dr. Núñez junto a su equipo en el edificio de Salud Pública aún presente en el predio de lo que fue el hospital Dr. Ramón Carrillo en zona céntrica

Ernesto Núñez no tenía aún vivienda asignada cuando llegó a San Martín de los Andes y dicen sus allegados, que fue el  emblemático hotel Lacar el lugar elegido.

Y el destino tenía sus planes, porque  cuando llegan las maestras a la zona, llegan las hermanas Acuña, se produce una relación amistosa. Zulema le pide en uno de los viajes de Núñez a Buenos Aires que llevara un paquete a otra de sus hermanas, y así se  abre otra puerta. Raquel Acuña conoce al joven médico y en 1934 esta relación se convierte en una pareja que residiría para siempre en San Martín de los Andes, donde formaron una familia y tuvieron tres hijas Ana María, Cecilia y Nieves.

casa foto histórica

En un año construyeron la emblemática casa que aún perdura en la calle Cnel. Díaz  a metros de Tte. Gral. Roca. Esta construcción es patrimonio arquitectónico e histórico de la ciudad.

Hasta el año 1942, Ernesto Núñez atendió en una modesta casa frente a la plaza Sarmiento propiedad de la familia Martínez y luego el 25 de mayo de ese año se inaugura el edificio de la Asistencia Pública, construido por  Parques Nacionales, con el tradicional  estilo del arquitecto Bustillo. En el mismo predio 30 años después se construyó el hospital Dr. Ramón Carrillo. Que acaba de terminar su etapa para permitir que comience una nueva en el edificio que ya está funcionando con nuevas instalaciones.

El Dr. Ernesto Núñez atendió a la población de este pueblo de la cordillera. Se trasladó a caballo transitando extensas distancias durante  las epidemias de coqueluche en 1933 y de escarlatina en 1934 y en 1936.

Nada detenía al médico de la cordillera, ni la nieve ni las temperaturas bajo cero. Allá iba el Dr. Núñez transitando los caminos de la Patagonia, esa misma que lo había convocado permitiendo desarrollar su vocación,  con compromiso y amor hacia los demás.

Esa puerta que supo abrir el médico recién recibido, le permitió conocer cuál era su misión en el mundo. No dudó, estuvo atento al llamado y su vocación guió sus pasos.

Dejó su huella y por ese motivo hoy Desde el Sur Digital lo recuerda por su impronta de vecino, de profesional y de hombre que habitó estas tierras, en un momento en que en poco tiempo su nombre estará en el edificio céntrico que seguirá activo con otras funciones, y que alberga tantas historias felices y otras tristes, así como es la vida.

La sala de Salud Pública está en el mismo predio y es patrimonio arquitectónico a histórico de la ciudad.

TRASLADO FINAL DEL HOSPITAL CENTRICO AL NUEVO EDIFICIO DE CHACRA II

TRASLADARAN A PACIENTES Y EL EDIFICIO CENTRICO QUE LLEVARA EL NOMBRE DE DR. ERNESTO NUÑEZ QUEDARA CERRADO. EN ESTA NOTA SE INFORMA LAS FUNCIONES QUE CUMPLIRA.

Desde la dirección del hospital Dr. Ramón Carrillo se informó este jueves que el viernes 11 de noviembre, a partir de las 08.00 hs comenzará el operativo de traslado en bloque del servicio de internación y la guardia al nuevo edificio.

De esta manera y en dicho horario comenzará a funcionar la guardia en nuestro nuevo edificio y se cerrará la atención de la misma en el edificio del centro.

Como adelantamos esta semana el edificio céntrico llevaá el nombre de “Dr. Ernesto Luis Núñez” en honor al primer médico de atención pública de la localidad.

En lo que respecta a las personas internadas se utilizarán cuatro ambulancias para su traslado, las cuales serán acompañadas por personal de Protección Civil de la Municipalidad de San Martín de los Andes y la Policía de la Provincia del Neuquén.

El operativo recorrerá las calles Coronel Díaz, General Villegas, Teniente Ramayón, Perito Moreno y la Ruta Provincial N° 48 (para luego ingresar al puente del hospital).

El regreso de los vehículos comprenderá también la Ruta Provincial N° 48 y las calles Perito Moreno, Rivadavia, General Roca y Coronel Díaz.

El traslado durará aproximadamente cuatro horas y para resguardar la seguridad de las y los pacientes y de la comunidad se cortarán algunos cruces estratégicos del recorrido.

Además, habrá personas coordinando el traslado en cada edificio utilizando telefonía móvil y comunicación por VHF.

En cuanto a la atención de incidentes en la vía pública y/o urgencias, las mismas serán atendidas por el Sistema Integrado de Emergencias Neuquén (SIEN) que sumará ambulancias y personal a tales efectos.

Cabe aclarar que la cobertura que se presta habitualmente en Cordones de Chapelco funcionará de manera normal.

A partir del traslado de la última persona internada, el edificio “Dr. Ernesto Luis Núñez” se cerrará y las prestaciones que pasará a prestar serán: Kinesiología (en el quincho), Oncología y algunas prestaciones de Cuidados Paliativos (mismo lugar), y algunas actividades de Hemoterapia.

En el lugar también funcionará la morgue (bajo administración del Poder Judicial), la base de operaciones del SIEN y las oficinas de la Zona Sanitaria IV.

Por el momento, el ingreso al nuevo edificio del hospital deberá realizarse por la entrada del puente (a la altura de la rotonda).

Una vez dentro del predio, las personas deberán dirigirse por la calle lateral de la derecha -donde podrán estacionar los vehículos en caso que se requiera-, hasta llegar a la guardia.

Allí, las personas que necesiten dirigirse a la guardia tendrán que descender en el lugar, mientras que quienes deban ingresar a los consultorios externos lo podrán hacer a pie por la entrada principal identificada con el nombre del hospital (a la altura del Pasaje del Pueblo).

FINALMENTE EL MIRADOR QUE LLEVA SU NOMBRE ESTA SIENDO ACONDICIONADO

COMENZÓ LA OBRA DE PUESTA EN VALOR DEL MIRADOR MICHEL RINKE

Esta semana se dio inicio a la obra de puesta en valor del Mirador Michel Rinke de nuestra ciudad, por un total de 2.500.000 (dos millones quinientos mil) pesos, gestionados por el Ministerio de Turismo de la provincia, a través del programa «50 Destinos» que lleva adelante el Ministerio de Turismo de la Nación.

El proyecto consiste en el reacondicionamiento y reparación de uno de los miradores más importantes de la localidad, ubicado en calle Juez de Paz J. Quiroga del cerro Comandante Díaz, en la subida al ex Hotel Sol.

La obra consiste en la reparación de barandas con acabado de pintura sintética; compactación del suelo; construcción de 100 metros cuadrados de piso para área recreativa que incluye accesibilidad; delimitación del estacionamiento, y colocación de carteles interpretativos e indicativos.

El mirador lleva el nombre de Michel Rinke desde 2015, cuando el Concejo Deliberante lo dispuso. Nacido en Montevideo, Rinke vivió desde pequeño en la provincia de Buenos Aires, luego en Suiza y a partir de 1987 en San Martín de los Andes. Artista multifacético, documentalista, fotógrafo, dibujante, pintor, escultor (especialmente de madera), guía de turismo, esquiador, traductor, escritor, hombre de radio, ornitólogo por afición, melómano, políglota, fue autor del libro ‘Aves de San Martín de los Andes’.