Editora

faustina pino

18 de febrero 2019

Murió Faustina Carrizo. Silenciosamente partió, como vivió desde 1932 en San Martín de los Andes cuando llegó en un camión de encomiendas

Por Graciela Vázquez Moure

faustina mirada

Este domingo 17 de febrero falleció Faustina Carrizo, Pitina, como la conocían en este pueblo cordillerano, tenía 92 años y su vida se apagó acompañada por Susana Paye y su esposo, ambos fueron su sostén desde hace unos años.

No era muy conocida  por la mayoría de los habitantes de la ciudad, solo por aquellos que compartieron momentos especiales junto a ella. Y la recuerdan por haber sido la esposa del maestro Antonio Mari, un español llegado a finales de la década del 20, luego de haber vivido en San Luis.

De esa provincia era Faustina y llegó a los cinco años en un camión de encomiendas, desde Zapala, vino para vivir con Mari y su madre Angela Piquet.

 

Faustina a los 9 años junto a Antonio Mari

faustina niña

Vivió hasta  hace pocos años en la casa del maestro en la calle Rivadavia y Perito Moreno, ahora reformada y con una reciente historia, que no vale la pena recordar.

En esa casa guardó celosamente todos los recuerdos de Antonio Mari a quien amó profundamente y cuidó hasta el momento de su muerte en el año 1965.

Mari  se había recibido de maestro en la mencionada provincia y asumió su compromiso de traerla a San Martín de los Andes, era parte de la familia Carrizo que tenía 9 hijos.
Corría el año 1932 cuando la pequeña llegó entre las cartas y grandes paquetes que venían desde la ciudad de Zapala.
No es fácil imaginar los sentimientos que este hecho dejó en Faustina. Hace unos años cuando todavía podía expresarse me contó su historia que la recordaba  como una marca imborrable, sensación que inmediatamente desdibuja buscando una foto “del finadito” como llamaba a quien muchos años después fue su esposo.
No tuvo la infancia de otros niños y entre los perdidos recuerdos  aparecen los fríos inviernos, los juegos  que compartía en  el pequeño pueblo cordillerano, su continua presencia en la parroquia San José, espacio en el que se refugió durante sus años adultos.

Cuadernos y libros del maestro la acompañaron hasta sus últimos días, ya que Susana quien la cuidó hasta este domingo, guardó también celosamente.
En el 2011 el Concejo Deliberante de San Martín de los Andes  le entregó una distinción resaltando esta actitud que por años esta mujer silenciosa llevó a cabo, protegiendo los bienes que han pasado a ser ahora, elementos históricos de la vida de uno de los antiguos pobladores del pueblo, vivencias  que se  desplegaron a orillas del lago Lácar.

Faustina ya casada con el maestro Mari

faustina grande

Antes de morir, Mari decide contraer matrimonio con Faustina, le deja de esta manera sus bienes, principalmente su casa emplazada en un enorme terreno lindante con el arroyo Pocahullo, hoy ubicada en pleno casco céntrico.  Esa casa ya no le pertenecía, por cuestiones legales  en las que no me voy a centrar, porque en realidad lo que se lleva Pitina ahora ya en el otro plano, es la protección y el recuerdo del maestro que fue el gran amor de su vida.

Guardaba su muñeca, testigo de una infancia poco feliz, esa que peinaba como si todavía fuera una niña.

La vida de Pitina, es un pedacito de la historia de esta ciudad cordillerana que se fue, en silencio, como vivió, con la compañía de sus recuerdos.

 

Más Artículos

18 de mayo 2019

“Nubígena” un emprendimiento de cosmética natural de San Martín de los Andes, su creadora nos cuenta su historia

Por Graciela Vázquez Moure     “Si pensamos en la derrota Eso es lo que conseguimos; Si somos indecisos, Entonces nada nos ocurrirá Nosotros debemos elegir algo Para hacer y hacerlo. Nunca pensar en el fracaso en modo alguno. Puesto que lo que pensamos ahora, eso es Lo que obtendremos.” (Maharishi Mahesh Yogi) Esto sin duda es lo que sucede en la vida cuando nos proponemos algo, esta frase para […]

Leer más...

23 de abril 2019

Día Internacional del Libro: recuerda la muerte de Shakespeare y Miguel de Cervantes en la misma fecha 23 de abril, del mismo año pero no el mismo día, una cuestión de calendarios

Son esas curiosidades que se conocen con el tiempo. Es que el Día Internacional del Libro que desde 1995 se celebra en todo el mundo, tuvo como eje la muerte de tres grandes de la literatura el 23 de abril de 1616. William Shakespeare, Garcilaso de la Vega y Miguel de Cervantes, lo insólito que coinciden en la fecha pero no fue el mismo día en que fallecieron los españoles […]

Leer más...

19 de abril 2019

Alejandro Santana, el arquitecto de la fe

Por Graciela Vázquez Moure   Vive en la Patagonia desde hace años, y es el constructor de la Iglesia Nuestra Señora de las Nieves y  beata Laura Vicuña en Junín de los Andes, una parroquia que adoptó un diseño admirado por todos desde hace 20 años. En su visión intercultural este profesional que además es escultor, logró desarrollar el Vía Christi en esta misma ciudad patagónica. En El cerro de […]

Leer más...

10 de abril 2019

“Vimos lo que creíamos invisible” Así lo definieron los Científicos que presentaron la primera imagen de un agujero negro

El físico John Archibald Wheeler inventó el término “agujero negro” en los años 1960, aunque no son agujeros ni negros, así se lo ha conocido desde su descubrimiento. Según la ley de la relatividad general publicada en 1915 por Albert Einstein, que permite explicar su funcionamiento, la atracción gravitacional de estos “monstruos” cósmicos es tal que no se les escapa nada: ni la materia, ni la luz, sea cual sea su […]

Leer más...

8 de abril 2019

Se cumplen 10 años del Patagonia Run en San Martín de los Andes. Entre los competidores Miguel Manríquez que es ciego correrá los 110 K

Por Graciela Vázquez Moure Este año con más de 3.800 competidores el Patagonia Run cumple 10 años y desarrollará actividades especiales, pero además Miguel Manríquez  que es ciego, y vecino de San Martín de los Andes,  se anima con los 110 K. La décima edición de Patagonia Run Mountain Hardwear se correrá el viernes 12 y el sábado 13 de abril  Los participantes inscriptos en 10k, 21k, 42k, y en […]

Leer más...