Cultura

pablo_neruda

12 de diciembre 2018

Movimiento feminista chileno se opone a que el aeropuerto de Santiago lleve el nombre de Pablo Neruda. Acusan al poeta chileno de maltratador y abusador

Por Graciela Vázquez Moure

 

Era cónsul en Colombo, en Ceilán, desde hace décadas Sri Lanka. Su vida era monótona, cuenta que nunca leyó tantos libros como en aquellos tiempos. Sus salidas con amigos tenían como destino los cabarets de la región. Vacíos, con mujeres que esperaban a sus clientes, muchas de ellas eran rusas.

Tenía visitas en su bungaló, hombres y mujeres, especialmente las segundas. Esto sucedió en la década del 20, Pablo Neruda que ya era así conocido por sus obras, era muy joven tenía 24 años, recordamos que nació en 1904.

Y entonces en un exceso de relato en “Confieso que he vivido”, publicado recordamos en 1974 después de su muerte, relata sus experiencias en ese consulado de Colombo, en Ceilán.

Claro que muchas de las cosas que cuenta no hacen más que ratificar esta casi obsesión por el sexo, ya traspasando su mote de seductor, se podría decir que sus conductas rayaban en la adicción.

En esa parte del relato cuenta su relación con una mujer que tenía la triste tarea de limpiar su retrete, cada día esa joven nativa, “caminaba como una estatua oscura, la mujer más bella que había visto hasta entonces en Ceilán” dice el escritor  chileno.

Es cuando detalla su encuentro sexual con una mujer a quien toma de la muñeca  y lleva a su cama. Ella desnuda cumple el deseo y él detalla que todo fue con ojos impasibles, abiertos, “Hacía bien en despreciarme. No se repitió la experiencia”.

neruda en ceilan

Quizás en ese final refleja que su actitud era tan despreciable en aquellos tiempos como lo sería ahora.

 

No fue una violación, pero si sin duda una relación sin acuerdos previos, lo que la convierte en estos tiempos en eso,  ella permitió el sometimiento, quizás la raza tamil, a la que pertenecía, de la casta de los parias, le había inculcado esa conducta servil y de sufrimiento, sin quejas, sin forcejeos.

Sin duda que la historia, no ayuda para nada a Pablo Neruda, en un momento en que los movimientos feministas en el mundo, reclaman por el respeto hacia la mujer y rechazan la violencia de género, el acoso, el abuso y por supuesto la violación.

Así es que cuando en noviembre se conoció que el gobierno chileno anunció a través de la legislatura que proponían cambiar el nombre del aeropuerto de Santiago de Chile, poniendo el nombre del poeta conocido internacionalmente,  el reclamo se hizo oír.

Claro es que fue Premio Nobel, embajador de su país en la diplomacia y en lo cultural. Reconocido en el mundo entero.

Esa vida oscura de Neruda, íntima, pero mostrada en sus relatos, desmoronó la sublime visión que siempre ha tenido el escritor chileno. La obsesión por las mujeres y el sexo, traspasa la línea de seductor para convertirlo en casi un adicto. Pero eran tiempos, hace casi 100 años de la historia, en que estas conductas despreciables eran naturalizadas por la sociedad y lo eran hasta hace pocos años, e incluso siguen repitiéndose en muchas culturas del planeta.

Pero además de ese maltrato hacia la mujer de Ceilán, lo tildan de maltratador por  la relación abandónica hacia su hija Malva Marina, esa niña que nació en Madrid producto de su casamiento en la isla de Java, con la holandesa  María Antonieta Hagenaar.

Pablo Neruda y María Antonieta, en Java

neruda con la holandesa

 

En  Confieso que he vivido no existe ni una sola referencia del autor a su única hija, Malva Marina, una niña que nació con hidrocefalia y que murió al cuidado de unos amigos de la madre a los ocho años. Solo la vio un par de veces y durante años no la visitó, tampoco le enviaba a su madre dinero para la manutención.  Solo existe una mención: “Mi hija, o lo que yo denomino así, es un ser perfectamente ridículo, una especie de punto y coma, una vampiresa de tres kilos”, le cuenta a su amiga Sara Tornú.

Su madre y la niña se mudaron a Holanda, y en medio de la segunda guerra mundial, la vida de la mujer se complicó y la falta de dinero se hizo ver en las cartas. Pero la Fundación Pablo Neruda, siempre negó esta versión diciendo que el poeta siempre envió dinero.

La cuestión quizás pase por otros análisis, es que si se pone en tela de juicio la vida de hombres que trascendieron las fronteras con su obra, en el arte en general, quedarían muy pocos con una vida  de transparencia y dignidad.

Malva Marina, su hija nacida en Madrid en 1934

neruda su hija

“No están los tiempos para homenajear a un maltratador de mujeres, que abandonó a su hija enferma y confesó una violación, menos como imagen país”, escribió en Twitter la diputada Pamela Jiles de la legislatura chilena.

Algunos dicen que fue un error de juventud la historia de Ceilán, de la que el mismo Neruda se arrepiente cuando la relata, otros  encuentran en ella signos suficientes para desmitificar su imagen.

Incluso en su paso por San Martín de los Andes, camino al exilio en febrero de 1949, Neruda se despide del pueblo junto a sus amigos en una llamada whiskería, en el relato de Jorge Bellet, su compañero y amigo, se marca esa noche como de excesos, con un poema improvisado muy poco feliz, una historia de ficción,  en la que destaca un crimen pasional, llamado así hasta hace pocos años, lo que hoy sin duda es un femicidio.

Así era Pablo Neruda, descarnado en sus emociones, muchas veces enmascaradas por ese tono poético que le imponía.

El movimiento feminista chileno propone a Gabriela Mistral, su nombre real era Lucila Godoy,  para denominar el aeropuerto de Santiago de Chile, también fue Premio Nobel y gran poeta chilena, lo que no se sabe es su vida íntima, ya que fue maestra,  madre soltera, feminista de la primera hora pero sumamente reservada en cuanto a su mundo privado, luchadora  incansable y también embajadora en el ámbito de la literatura.

Hoy el tema se debate en un contexto de una sociedad machista en el vecino país, donde este movimiento internacional que también tiene fuerte presencia en Argentina, derriba aquellas conductas y pactos de silencio que durante décadas imperaron lamentablemente convertidas en un secreto de familia,  en muchos casos y en otros hasta festejados por el mundo masculino  en lo cotidiano o en  un humor nefasto que degrada a la mujer. Son tiempos de cambio, profundos, de toma de conciencia, lo que no se sabe dónde está el límite.

 

 

 

 

Más Artículos

26 de mayo 2020

Profesores de Danza de la región sur presentó protocolo para poder iniciar la actividad

  Bajo el nombre La Danza  Nos Une, profesores de Danza de Junin, San Martin y Villa La Angostura  presentó un protocolo a la jefa de epidemiologia Cintia Rodas y ante autoridades municipales y el secretario de Cultura Gustavo Santos. Dicho protocolo contó con la colaboración de agentes sanitarios y fue redactado por los profesores, en base la situación que viven en dichas localidades. Los referentes de la actividad indicaron¨Nos vimos […]

Leer más...

23 de mayo 2020

Plan de contingencia en el área de cultura. Gestionan ayuda para espacios culturales de San Martín de los Andes

  Esta semana que culmina se expusieron los avances del Plan de Contingencia gestionado por el Ministerio de las Culturas y se respondieron consultas sobre la flexibilización para las salidas de artistas y asistentes, entre otros temas. El gobernador Omar Gutiérrez participó  de una reunión virtual que se llevó a cabo con los referentes de Cultura de cada localidad de la provincia. La jornada, que continuará con reuniones zonales o […]

Leer más...

9 de abril 2020

La Secretaría de Cultura de San Martín de los Andes lanzó un nuevo canal de youtube

Difundirá contenido propio, de artistas, talleristas, referentes locales y eventos, con propuestas para todas las edades. Se trata de series cortas, en general 5 capítulos de 2 minutos de duración cada uno, entre las que ya pueden encontrarse las siguientes: “Yo no me aburro”, dirigida a niñas y niños, que cuenta con la participación del titiritero Daniel Aguirre. “Entre versos, viajes y cuarentena”, lectura de textos elegidos por el escritor […]

Leer más...

2 de abril 2020

Muchos de ellos ya no son “Soldado conocido por Dios” tienen nombre y apellido. Que este jueves el aplauso sea también para ellos

  Por Graciela Vázquez Moure Un día como hoy 2 de abril hace 38 años nos despertamos conociendo el comienzo del horror, muchos celebraron esperanzados por recobrar las islas Malvinas, otros pensamos que algo terrible se acercaba a nuestras vidas. Este año la pandemia, la paralización del planeta, el aislamiento obligatorio, los casos del Coronavirus, las muertes, el miedo, la incertidumbre, tiñe con algo de olvido esta fecha. Pero es […]

Leer más...

3 de febrero 2020

Creatividad, destreza, música, teatro, expresión de la cultura. Hermosa segunda edición de la Noche de las Artes

Fueron miles de personas, imposible determinar un número porque desde las 6 de la tarde fueron pasando, llegando, quedándose, residentes y turistas que disfrutaron de una noche espectacular en la que la cultura salió nuevamente a la calle. Se suman a este mundo creativo emprendedores, diseñadores de gráfica y de indumentaria, hermosas voces que ponen música al centro de la ciudad. El evento, que se dio en el marco de […]

Leer más...