Cultura

aradojo baston de mando

7 de octubre 2017

Piedra que habla. El Bastón de Mando encontrado en el Uritorco, misterio de los Comechingones. “Un secreto guardado durante 30 años”

Por Graciela Vázquez Moure

Una investigación iniciada por Diego Arandojo  forma parte de este libro sobre el Bastón de Mando, una extraña pieza que durante años formó parte de la escuela hermética y tuvo como destinatario al Dr. Guillermo Terrera. Un hombre doctorado en Derecho y Ciencias Sociales en la Universidad Nacional de Córdoba. Se especializó  en Antropología y Sociología. Académico y publicó más de 70 libros.

El libro de Arandojo presentado en el Centro de Visitantes  del PNL, en el marco de la Feria Regional del Libro de San Martín de los Andes,  tuvo como coordinación a Adriana Maddaleni, del Parque Lanín y reunió a un grupo de asistentes, entre los que se hicieron presentes el lonko de la comunidad mapuche Curruhuinca Ariel Epulef y Diego Cayún, perteneciente a la misma comunidad y que fue lonko hace  más de una década.

La presencia de ambos se debió a que en esta edición del libro de Arandojo se suma el Bastón de Mando entregado por Juan D. Perón a la comunidad Curruhuinca en la década del 30, y recientemente recobrado y entregado a dicha comunidad después de años de no saber dónde se encontraba.

El libro está prologado por Fabio Zerpa, investigador y pionero del tema OVNI, pero además amigo de Terrera, quien frecuentaba en los años 80 el Instituto de Estudios Espaciales encarando temas metafísicos y esotéricos, misión que no era tan sencilla  como lo es ahora, con una mayor apertura de la conciencia.

baston de mando tapa

Así Terrera comenzó a hablar del Bastón de Mando encontrado en Capilla del Monte por otro ser rodeado de misterio, a pesar de que se lo rotuló como maestro rural.

Orfelio Ulises Herrera, un hombre que luego de ocho años en el Tibet, y en la mítica Shamballa, volvió  a Córdoba a principios de la década del 30 y con sus propias manos  en 1934, cavó en el cerro Uritorco, hasta ese momento desconocido para la mayoría, y encontró tres piezas pertenecientes a los Comechingones.

Una “conana”- mortero de piedra para molienda-,  y un “poyo de piedra” perteneciente a una especie de altar, este último no se sabe su destino.

El bastón de piedra basáltica fue guardado en custodia por Orfelio Ulises, quien sin duda era un ser espiritual, conectado con los maestros que habitaban distintos templos tanto en lo etérico como en lo terrenal.  Ellos sin duda le permitieron llegar a esta ciudad ubicada en ese entonces en el Tibet, ahora ascendida ya como templo etérico.

Arandojo relata en el libro quién era el Dr. Terrera, cómo fue que en 1948 luego de contactarse con Orfelio Ulises se le entrega el bastón de piedra basáltica según se dijo en su momento enterrado por  Vultán, un cacique del pueblo Comechingones.

foto: Diego Arandojo en la presentación, en imagen Orfelio Ulises

orfelio ulises

En el libro se desentrañan misterios, existen relatos de quienes conocieron a Terrera, el prólogo de Fabio Zerpa que aporta su conocimiento sobre el tema y su relación de amistad con Terrera. Un abogado hermético, peronista, con ideología nacionalista, un elemento que lo conectaba tal vez con el mundo terrenal, aunque su esencia era mucho más cósmica que de este mundo.

La regeneración de la especie decían que era uno de los poderes que podría dar el bastón de mando, de 5 kilos de peso y 1,10 mts de estatura. Nunca se llegó a saber si esa regeneración se refería a lo físico o a lo espiritual.

Una piedra que habla, decían quienes investigaron en las primeras décadas del siglo pasado una carga energética que hizo que muchos quisieran contar con este objeto para tener poder,  sobre todo en lo político.

Incluso Arandojo mencionó que desde  el gobierno nacional, desde Perón hasta Menem, intentaron convencer a Terrera que este hallazgo fuera a la rosada, a lo que el responsable de la Escuela Hermética se negó siempre. El tema es tratado en uno de los capítulos del libro.

A pesar de que se sabía de su existencia Terrera durante 30 años  guardó el secreto, no lo mostró hasta que supo que un cambio de consciencia comenzó  en la Tierra en la década del 80 y que esa entrega de Orfelio Ulises podía trascender el misterio.

El 8 de agosto de 1951 muere en Córdoba este ser que muchos dicen que era un iniciado, Orfelio Ulises tiene una muerte extraña, dice el mismo Arandojo, porque mientras escribía sus últimos poemas se corta con la pluma  y se desencadena un tétanos que lo lleva a la muerte, o quizás al paso a otro estado de conciencia, teniendo en cuenta la historia de su vida. Cuentan quienes estuvieron en el entierro que al cubrir de tierra el féretro se desencadenó un viento muy fuerte, creando aún más misterio entorno de este ser que estuvo en Shamballa en contacto con los maestros cósmicos.

Guillermo Terrera junto al bastón-foto de archivo Fabio Zerpa

guillermo terrera y el baston- foto fabio zerpa

Diego Arandojo en la presentación dijo además que  el bastón verdadero está oculto, nadie sabe su destino solo existen réplicas, pero el verdadero encontrado por Orfelio Ulises, el enterrado por los Comechingones, el que custodió durante décadas Guillermo Terrera, no se sabe dónde está. Quizás vuelva a aparecer cuando los hombres estén preparados para tomar contacto con esta piedra energética que sin duda tiene un poder especial.

Parece entonces que es el destino de los bastones, porque el entregado por Perón a la Comunidad Curruhuinca en el año 1933 o 34, fue encontrado nuevamente después de décadas de no saber nada de él, mediante  una investigación encarada por Lidia Mora, quien era secretaria del Intendente del Parque Nacional Lanín y durante años investigó su paradero.

Algunos dicen y coinciden en que el otro bastón, el que ahora está en poder de la Comunidad Curruhuinca, que es  de madera y plata, tiene un objetivo quizás de lograr la paz, no tiene tal vez una carga energética, pero quizás Perón lo entregó como símbolo de poder, cuando lo puso en manos de Amadeo Curruhuinca, cacique de la comunidad del mismo nombre, quien lo recibió en  la década del treinta. El tema también se menciona en el libro de Arandojo.

foto: Diego Arandojo sostiene el bastón de mando de la Comunidad Curruhuinca- junto a Adriana Maddaleni(PNL) y Ariel Epulef, lonko de la la comunidad Curruhuinca y Lidia Mora (PNL)

presentacion

 

Volviendo al bastón de piedra basáltica,  tuvo su aparición ante el público a comienzos de la década del 80, treinta años después de haberlo recibido, fue Guillermo Terrera quien comenzó a difundir su existencia, seguramente fue comunicado por los maestros cósmicos que ya era hora.

El libro editado este año, es un documento interesante para introducirse en esta historia misteriosa, pero totalmente real.  Entrar en ella con documentación fidedigna, con relatos de quienes conocieron la historia y con testimonios de los hijos de Terrera.  Es una versión con sustento que nos lleva nuevamente a ese ser especial que fue Orfelio Ulises, al cerro Uritorco que décadas después se convirtió en un lugar visitado por millones de personas que buscan experiencias extrasensoriales, muchas veces un lugar profanado por la mirada comercial.

foto de archivo Fabio Zerpa

FabioZerpa1

Nos lleva a conocer y recordar al Dr. Terrera y  el prólogo de Fabio Zerpa,  nos permite reivindicar a una figura que también fue descalificada cuando fue un pionero en nuestro país,  en temas metafísicos y el mundo extraterrestre con sus investigaciones de aparición de OVNIs.

El secreto guardado durante 30 años, la historia del Bastón de Mando del Uritorco,  es abordado nuevamente   en esta investigación.

 Un hombre enigmático

Por Graciela Vázquez Moure

Personalmente conocí al Dr. Guillermo Terrera durante mi paso por el Instituto de Estudios Espaciales de Fabio Zerpa. Era el año 1985 cuando ya el creador de la Escuela Hermética dictaba sus conferencias convocado por Zerpa. Un hombre alto, siempre de traje. Muy serio, formal con las palabras justas que se contraponía a la simpatía de Fabio Zerpa, a su carisma y sonrisa continua.

Terrera hablaba en esos momentos no solo del Bastón de Mando, hablaba ya del Uritorco que era visitado junto a Zerpa. Era un conocedor de las Profecías de Solari Parraviccini, hablaba del Santo Grial y del triángulo de fuerza de la Argentina, que era situado en Córdoba y en  Tierra del Fuego.

Su formalidad hacía que nada de lo que decía cayera en la duda. Detectaba inmediatamente cuando en las conferencias, que trataban de ser  acotadas en público, había personas que concurrían para contraponerse energéticamente a la información que se brindaba. Su mirada directa denunciaba en forma rápida a quienes eran infiltrados para denostar o burlarse del mensaje.

Lo conocí, junto a Zerpa, ambos fueron unos adelantados en su tiempo. Terrera falleció en 1998, Fabio Zerpa se ha trasladado a Capilla del Monte, que sin duda es su lugar en el mundo y donde seguramente repasa su vida nutrida de su actividad como actor, su profesorado de historia y su misión que fue sin duda, desentrañar los misterios terrestres y los del más allá.

También  te puede interesar:

RESTITUIRÁN EL “BASTÓN DE MANDO” QUE PERÓN ENTREGÓ A LA COMUNIDAD CURRUHUINCA EN 1938- http://www.desdeelsurdigital.com.ar/?p=133

LOS PROTAGONISTAS DE UN DÍA HISTÓRICO: FUE RESTITUIDO A LA COMUNIDAD CURRUHUINCA EL BASTÓN Y EL PONCHO ENTREGADO POR PERÓN EN LA DÉCADA DEL 30

Por Graciela Vázquez Moure-http://www.desdeelsurdigital.com.ar/?p=3632

 

Más Artículos

13 de julio 2018

Muestra “Pioneros de Montaña” Para no perderse una parte de la historia de este pueblo cordillerano

Por Graciela Vázquez Moure Dijo Unamuno “El sentimiento por la Naturaleza es la más refinada expresión de la Civilización. El cuerpo se limpia y restaura con el aire sutil de las alturas, y el alma se limpia y restaura con el silencio de las cumbres”. La montaña está ahí.   Existe un sentimiento que se constituye en el  lugar para el deporte de invierno, para el esquí,  en el desafío propio […]

Leer más...

2 de julio 2018

“Musicantes” de San Martín de los Andes y “Espíritu Andino” de la ciudad de Lamarque unidos en la música latinoamericana

El pasado viernes, la sala Amankay del Centro Cultural Cotesma estuvo totalmente colmada. Incluso, algunos que llegaron un poquito justos de tiempo se quedaron afuera. Es que debutaba la formación inicial de Musicantes, aquellos niños y niñas que se sumaron este año a la Orquesta Municipal de Instrumentos Latinoamericanos y presentaban por primera vez en un escenario lo que habían aprendido hasta aquí. Y lo hacían luego de la presentación […]

Leer más...

18 de junio 2018

Después de 27 años la Escuela de Música de San Martín de los Andes tiene su edificio propio

Por Graciela Vázquez Moure En 1991 Matilde Coniglio junto al profesor Mauricio Carlón,  encararon esta maravillosa iniciativa: San Martín de los Andes tenía su Escuela Provincial de Música. Así comenzó esta historia que fue sumando alumnos. Matilde había creado el coro de niños de la ciudad y su aspiración creció con esta escuela que comenzó con clases de piano, guitarra, flauta dulce, luego traversa, canto,  y así se fueron agregando […]

Leer más...

9 de mayo 2018

Los chicos de San Martín de los Andes disfrutan del 11° Festival Internacional de Títeres

Ya es tradicional que el  Festival Internacional de Títeres, este año con el nombre “Vairoleto, Pechito Libertario” se ralice en el mes de mayo en San Martín de los Andes.  La apertura se realizó en el Teatro San José y luego la inauguración de la muestra “Homenaje a Kique Sánchez Vera”, de la Fundación “El Barco de Papel” fue en la Sala Municipal de Exposiciones, Lidaura Chapitel. El evento incluirá […]

Leer más...

24 de abril 2018

EN SAN MARTIN DE LOS ANDES, HAIKUS EN OTOÑO

Por Graciela Vázquez Moure Cada otoño se pone a prueba la capacidad de asombro. A pesar de los años  que han pasado desde que vivo en este rincón de la cordillera, no dejo de sorprenderme cuando la montaña y los bosques cambian de color. El olor a leña ya no es tan frecuente, como lo era hace 30 años, tampoco se ven los catangos llevando los  leños al pueblo, el […]

Leer más...