Editora

panoramica tres

8 de diciembre 2015

Mientras escribo esta nota se mueren de hambre en el mundo 600 personas y pienso que somos privilegiados porque el paraíso existe. Y vuelvo a pensar ¿qué hacemos?

Por Graciela Vázquez Moure

 Tengo hambre solemos decir algunas veces al día. La diferencia es que podemos saciarla, con algo, mucho o poco, pero podemos saciarla.

Pero el hambre verdadera, ese que dura días, meses, años, si se sobrevive a esta condición, es otra cosa.

Mientras escribo esta nota están muriendo de hambre en el mundo 600 personas. Esas que no conocemos y ni siquiera imaginamos. Pero se mueren de hambre.

Digo 600 porque calculo que tardaré 30 minutos en escribir esta nota. En cada minuto mueren 20.  Cada 8 horas mueren 8000.

Esta reflexión surge después de leer el libro de Martín Caparrós “El hambre”, en sus 600 páginas, el escritor y periodista narra historias desgarradoras, impactantes, crónicas surgidas de diálogos mantenidos con habitantes de ese mundo que tiene hambre. India, África,  no importa cuáles son sus coordenadas, tienen hambre.

En un mundo donde sobran alimentos, en este mundo de 7000 millones de habitantes, casi 1000 millones sufren hambre crónica.

Pero además de hambre 2.500 millones carecen de agua potable, de cloacas, de sanidad ambiental. Eso también tarde o temprano los mata.

Entonces pienso mientras miro por mi ventana y veo este paisaje sublime, este entorno de San Martín de los Andes, que somos privilegiados y que a veces no nos damos cuenta.

Pero somos privilegiados. Por el entorno, por las condiciones ambientales y porque si bien también hay gente que sufre hambre en nuestro alrededor, no son miles y podemos ayudarlos.

Pero estos otros que mueren mientras yo escribo esta nota ¿quiénes son? No llego a ellos, pero no pueden dejar de importarme y surge el dilema.

Ese mismo dilema que no tiene el hombre más rico de la India, que  después de siete años de construcción, en el 2010  planeaba una fiesta de inauguración para su nueva residencia, que cuenta con 27 plantas ubicado en Mumbai, nuevo municipio de Bombay. La torre de 173 metros se llama Antilia, cuenta con tres pistas de aterrizaje para helicópteros,  varios pisos para 160 vehículos. Teatro, spa, y muchas otras cosas.  En fin una inmoralidad.

Torre de 27 pisos Antilia: la casa del hombre más rico

antilia

El dueño del edificio es Mukesh Ambani, dueño de uno de los mayores conglomerados industriales de la India y cuya fortuna se estima en alrededor de 27 mil millones de dólares. Si 27 mil millones. Calculan que el edificio costó mil millones de dólares. Tal vez más.

Ambani, duerme tranquilo dicen, mientras a su alrededor en este municipio urbano de Bombay, viven miles de seres en la calle, que no comen.

bombay-pobreza-infernal-23

Es la ciudad más poblada de la India, que será pronto el país más poblado del mundo.

El área metropolitana cuenta con  más de 21 millones de habitantes, Bombay es una ciudad donde la riqueza y la pobreza conviven casi de forma natural. Es un centro financiero, tecnológico, empresarial y económico que intenta hacerse un hueco en los circuitos mundiales. Dicen que es donde se concentra la mayor riqueza de la India.

 

Las historias que cuenta Caparrós surgen de diálogos que tienen una gran ingenuidad y a veces dulzura. Esa que suelen tener aquellos que están resignados a esa vida que los castiga, pero siguen y siguen porque no pueden hacer otra cosa.

Historias que nos conmueven, y que mientras las leemos, nos damos cuenta que murieron de hambre otras 600 personas y quizás esas mismas que nos cuentan su historia, cuando la leemos ya no están en este mundo desigual, cruel, que no hace nada por ellos: los que se mueren de hambre.

Miro por la ventana nuevamente y pienso: sí. El paraíso existe, este que vemos diariamente y que tiene este slogan para atraer turistas, y vuelvo a pensar en los niños desnutridos, en esos 2.500 millones que no tienen cloacas, ni agua potable, que viven en condiciones indignas y no puedo dejar de pensar que Ambani tiene 27 pisos para una familia no tan grande, y que duerme dicen, sin plantearse qué pasa debajo de esos 173 metros que mide la torre.

Leer te trae problemas. Claro según lo que leas. Informarte te trae problemas. Claro según qué información elijas.

Son 1.400 millones de pobres en este mundo que gastan 1,25 dólar por día, porque no tienen más que eso.

Pobreza extrema, condiciones indignas y elijo leer esto, porque ya lo leí muchas veces pero en estadísticas, pero el libro de Caparrós tiene nombres, tiene voz de mujer, de hombre, de esos que le cuentan que no tienen para comer y que hacen las cosas más increíbles cada día para que sus hijos sobrevivan.

Entones pienso de nuevo “el paraíso existe”, porque miro a mi alrededor, por mi ventana, veo un paisaje sublime. Puedo comer, vivo dignamente, doy gracias a ¿quién? Y… A Dios porque tengo fe, siempre la tuve. Pero pienso cómo hacemos para que no nos dé vergüenza esta desigualdad, la culpa sola no sirve.

Y me doy cuenta porque apareció muy grande la hora en mi notebook, de golpe, como un aviso, me doy cuenta que pasaron más de 30 minutos y entonces se murieron de hambre más de 600 personas.

Y vuelvo a pensar ¿QUÉ HACEMOS?

 

 

 

Más Artículos

29 de diciembre 2017

Visita a Chile del papa Francisco: Si la montaña no viene a mí…

Solo 200 km lo separarán del pueblo argentino al papa Francisco durante su visita a Chile. Dispondrán un dispositivo especial en las aduanas por el paso de lo que calculan  que serán más de 200 mil argentinos   Es raro porque nadie lo explica con certeza. Primero se consideraban los años electorales. Después una crisis con la iglesia de Argentina. Después su distante relación con el  presidente Macri. Después que […]

Leer más...

22 de diciembre 2017

QUE EN ESTA NAVIDAD EL PRINCIPAL DESEO SEA LA PAZ Y QUE ESTEMOS UNIDOS EN UNA NOCHE DE REFLEXIÓN Y DE AMOR. ES UN MENSAJE DE LUZ DE DESDE EL SUR DIGITAL

QUE EN ESTA NAVIDAD EL PRINCIPAL DESEO SEA LA PAZ Y QUE ESTEMOS UNIDOS EN UNA NOCHE DE REFLEXIÓN Y DE AMOR. ES UN MENSAJE DE LUZ DE DESDE EL SUR DIGITAL       Madonna Oriflamma con Bandera de la Paz, Nicolás Roërich. 1932

Leer más...

20 de diciembre 2017

Quienes somos abuelas y abuelos, nunca tuvimos tantos nietos

Por Graciela Vázquez Moure   Yo especialmente les pido un favor: dejen de decir “nuestros abuelos” para defendernos de la reforma previsional. Primero que yo tengo una nieta a quien amo y no necesito nietos violentos, que atentan contra la vida de otros argentinos civiles y de las fuerzas de seguridad. Que atentan con odio, con objetivos ocultos poco claros, que en pos de una defensa ante la aprobación de […]

Leer más...

16 de noviembre 2017

Ho’oponopono: la antigua técnica hawaiana de encontrar dentro de nosotros mismos la divinidad y limpiar nuestras memorias

  Por Graciela Vázquez Moure En las últimas décadas del siglo 20 surgieron muchas técnicas de meditación y de ayuda para la evolución espiritual. Algunas pasaron desapercibidas en aquellos momentos para surgir con fuerza en este siglo 21. Una de ellas es  la técnica llamada Ho’oponopono. Se trata de una  una técnica de sanación surgida en Hawái y tiene como ícono la flor del girasol. Las razones de esta elección […]

Leer más...

8 de noviembre 2017

Entrevista a Marcos Aguinis que estuvo en San Martín de los Andes. “Cuando hablamos de la grieta nos olvidamos que existe desde Caín y Abel”

Por Graciela Vázquez Moure El reconocido escritor Marcos Aguinis llegó a San Martín de los Andes para participar del centenario de la Biblioteca Popular 9 de Julio. Hace quince años había estado en un encuentro de escritores y  esta vez volvió para este acontecimiento Aguinis dialogó con Desde el Sur Digital.  La entrevista comenzó con su firma en un ejemplar de “La cruz invertida”, primera edición de 55.000 ejemplares que […]

Leer más...